Assorted_United_States_coins

Las verdades sobre la crisis, salvo alguna cosa

Published On 09/04/2013 | By Joseba Egia Larrinaga | Economía, Opinión

La actual crisis financiera mundial tiene su origen en la desregularización de los mercados de activos inmobiliarios que se llevó a cabo en EEUU en los años 80-90 (y en España a finales de los años 90) y la posterior desregularización de los mercados financieros. Gracias a estas desregularizaciones nacieron los Hedge Funds, o fondos de inversión de alto riesgo que en muy poco tiempo se apropiaron de gran parte de la banca comercial en EEUU. Esto provocó una liberalización de los mercados hipotecarios y de crédito interbancario, creando un sistema piramidal de venta de activos hipotecarios entre prestamistas, bancos, bancos de inversión y fondos de inversión.

Tras una fase de expansión ininterrumpida desde 1992, durante la cual también se desregularizó la capacidad de apalancamiento financiero que podían tener los bancos,  las entidades bancarias y los Hedge Funds tuvieron enormes beneficios prestando inmensas cantidades de dinero a un bajo precio. Los sueldos multimillonarios de los mejores gestores de Hedge Funds, por poner un ejemplo, es uno de los aspectos más conocidos. En 2008, el gestor con mayor remuneración del mundo fue el matemático James Simons, con unos ingresos de $2.500 millones, más del doble de la remuneración de George Soros, el cuarto de la lista. Todo esto se explica de manera muy clara en el documental Inside Job.

US-FederalReserveSystem-Seal

Sin embargo, en 2004 el panorama empezó a cambiar: la Reserva Federal de los Estados Unidos comenzó a subir los tipos de interés para controlar la inflación. Desde ese año hasta el 2006 el tipo de interés pasó del 1% al 5,25% por lo que muchos de los clientes hipotecados no pudieron hacer frente a sus pagos. Esto provocó el “descubrimiento” por parte de las autoridades de las falsas calificaciones de la gran parte de paquetes de inversión también conocidos como “Obligaciones de deuda colateral” (CDO) que habían contratado la mayoría de los fondos de inversión de EEUU y Europa (sobre todo, fondos de pensiones de Alemania).

El verano de 2007, el BNP Paribas decidió suspender tres fondos de inversión ya que no podían determinar el valor de los activos hipotecarios que componían dichos fondos. A raíz de esto, se desató un pánico bancario y el BCE, el FMI, así como la Reserva Federal de los Estados Unidos tuvieron que inyectar masivamente liquidez en los mercados.

Ese evento, los bancos centrales interviniendo, es el evento que define el principio de la crisis financiera. La intervención por parte de las autoridades provocó un pánico bancario en forma de subida brutal de los intereses y una parada completa del crédito. Esta subida de interés provocó a su vez un aumento masivo de impagos, por lo que los bancos (con un apalancamiento financiero enorme) no pudieron hacer frente a los pagos de sus inversores. Esta situación se asemejó en gran medida a otras crisis financieras como el famoso crack de 1929.

Como en una estafa piramidal, la base de la pirámide empezó a sufrir las consecuencias de un sistema de hipotecas sin escrúpulos que trató de generar enormes ingresos en muy poco tiempo.

En España han coincidido dos crisis: la financiación mundial y la inmobiliaria española. De manera que los inversores y bancos tuvieron que hacer frente a los impagos de los bancos americanos, y a su vez, a los impagos de los hipotecados españoles, con efectos acumulados en el deterioro de nuestra economía, ambas influidas por una excesiva dependencia de la financiación exterior. Además, la actual situación de endeudamiento público con los bancos agravó el golpe financiero que recibió la economía española.

El punto álgido de la crisis fue un año y poco después, en otoño de 2008 cuando EEUU dejó caer a Lehman Brothers y el pánico bancario fue aún mayor. En 2009 podría decirse que la crisis financiera estaba prácticamente solucionada y lo que quedaba era el impacto en la economía real, aunque ya se hablaba de una nueva recesión.

 

¿Es la crisis española consecuencia de la crisis americana?

Es cierto que la crisis española es consecuencia de la crisis americana, pero se agravó debido a la débil economía del país. Así, la crisis financiera, que en el año 2008 afectó de manera global a todos los países, supuso para España el estallido de la burbuja inmobiliaria; y por consiguiente desencadenó en una crisis bancaria, un aumento desorbitado del desempleo y finalmente el descenso del PIB.

La disminución del crédito a familias y pequeños empresarios, las políticas de gasto inadecuadas, el elevado déficit público, la corrupción política, y el deterioro de la productividad y la competitividad fueron otros de los factores que contribuyeron en el agravamiento de la crisis. Por tanto, la crisis americana no parece que fuera el único motivo por el que aún a día de hoy estemos inmersos en esta crisis económica, parece que hubo otros motivos adicionales que hicieron que nos viéramos afectados en mayor medida.

Segundo_Gobierno_de_Rodríguez_Zapatero_(IX_Legislatura)

La crisis española actual es el resultado de continuos errores cometidos por todos los sectores desde hace ya medio siglo, con el pretexto de modernizar el país para hacerlo ingresar a la UE. En los años 90, se llevó a cabo un proceso de privatización de los bienes públicos y la venta de empresas estratégicas, lo que supuso una pérdida de riqueza.

Tras el ingreso al euro y con el auge de la construcción, aumentó la especulación financiera y consiguió tanto poder el sector de la construcción que se alcanzó prácticamente el pleno empleo. Pero tras la crisis de las subprime, los precios inmobiliarios se hundieron y se vino todo abajo, viendo como el auge de la economía española estos últimos años no había sido más que una ilusión.

 

¿Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades?

Desde el poder parece que se nos quiere responsabilizar de la crisis a las personas corrientes, diciéndonos que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que por tanto ahora debemos de aceptar la situación.

Pero realmente no se puede vivir por encima de las posibilidades. Utilizar las posibilidades que están a nuestro alcance, como es el crédito, ya no es vivir por encima de las posibilidades, puesto que se está aprovechando una posibilidad que se encuentra alrededor.

En años de bonanza los bancos y entidades de crédito nos estimulaban al consumo con el acceso a un crédito fácil a bajos tipos de interés, provocando un gran endeudamiento de las familias. De esta forma estas entidades consiguieron grandes ganancias a costa de los intereses de los créditos. Estas empresas fueron las que brindaron esa posibilidad incluso a clientes de dudoso cobro y se arriesgaron para ganar todo lo posible. Por lo tanto no nos podemos dejar engañar, ni culpabilizarnos de la crisis creada por el mundo financiero.

Las posibilidades eran las que eran y si hay que buscar responsables serán aquéllos que bien las otorgaron sin control, bien crearon las condiciones socio-económicas que permitieron su proliferación o aquellos que prefirieron hacer la vista gorda;  y no quienes simplemente las aprovecharon siguiendo una corriente social promovida desde los bancos.

 

¿Es necesario rescatar a los bancos? ¿Por qué?

¿Por qué en un sistema de libre mercado, se debe salvar con fondos públicos a bancos privados insolventes, en lugar de dejarlos quebrar? ¿Por qué no se nacionalizó, poniendo así límites a sus actuaciones y escandalosas prácticas?

Los bancos y entidades de crédito hicieron grandes fortunas a costa de los intereses cobrados en época de bonanza. Estas fortunas se repartieron entre los accionistas y dirigentes de las entidades. Cuando la burbuja inmobiliaria explotó, las entidades tenían tal apalancamiento financiero que era imposible actuar con rapidez, y no pudieron hacer frente a las deudas con los bancos y fondos de inversión.

A raíz de la incapacidad de obtención de crédito y de pago de sus deudas, los bancos empezaron a ejecutar los avales de las hipotecas impagadas, los llamados desahucios. Los bancos empezaron a ingresar en sus balances activos inmobiliarios con tasaciones a precio de venta, de manera que sus cuentas quedaban perfectamente maquilladas.

320px-PAH_Malaga_ante_BBVA

Los bancos, por lo tanto, jugaron un papel muy importante durante la burbuja inmobiliaria creando grandes fortunas y, a su vez, no han sido capaces de responder a una crisis que ellos mismos crearon. Cualquier persona con unos mínimos conocimientos sobre economía te dirá que no se debe dejar caer a los bancos, ya que estos son el pilar del sistema económico de crédito en el que nos basamos. Sin embargo, no son los bancos, como entidades, los causantes de la crisis, sino las personas que actuaron de forma poco ética durante la creación de la burbuja.

La creación de un “banco malo” que absorba todas las pérdidas por activos inmobiliarios (que los bancos actuales no quieren admitir) es cada vez más necesaria. Sin embargo esta medida no puede tomarse como fórmula única para el fin de la recesión, sino que se debe atajar de raíz el problema de la corrupción y la banca. La sociedad debe asumir su parte de culpa, pero lo más importante es tratar de evitar que todo esto vuelva a ocurrir. Para eso solo existe una fórmula: no dar impunidad a los que se aprovecharon de una desregulación para crear enormes fortunas personales.

 

¿Están ayudando las reformas aplicadas?

La crisis económica que está atravesando España tiene dos grandes frentes: el déficit y el desempleo. Y la acción clave para la disminución de estas cifras sería el crecimiento.

Actualmente en España no se está aplicando una política económica adecuada. Las medidas de contención del gasto aplicadas son contraproducentes para el país, aunque favorables para otros países de la UE.

Mapafinalparo2012.svg

El gran problema radica en el nivel de endeudamiento público al que ha llegado el país. Actualmente la deuda pública en España se encuentra en un 84%, por lo que hace muy difícil aplicar la clásica fórmula de aumento de gasto público como palanca para reactivar la economía. Esta enorme deuda hace muy difícil a España conseguir crédito, y más difícil aún  crédito barato.

La política económica consiste en disminuir el gasto público y subir los impuestos, y esto hace que suba el desempleo español. Se debería aplicar lo contrario; subir el gasto público y reducir los impuestos para que aumente el consumo y la inversión, que son parte integrante del PIB junto al gasto público. Como la actual deuda pública hace de esto algo muy difícil, se debería de fomentar la inversión privada, y para ello sería necesaria la reestructuración de las líneas de financiación bancarias tanto a particulares como a empresas puesto que la crisis actual nos ha dejado una restricción de crédito que dificulta el espíritu emprendedor y la mejora productiva.

A su vez, la disminución del gasto público es absolutamente necesaria para poder luchar contra el déficit público. Entre otras medidas a tomar se podrían destacar las siguientes:

  • Disminución de empresas públicas que no generen ingresos suficientes para mantenerse y que sus mayores fuentes de financiación sean las subvenciones.
  • Revisión del modelo administrativo del país, poniendo solución a aquellas instituciones con competencias duplicadas.

Y por último un aspecto que tenemos que tener claro para lograr crecimiento es la competitividad y esto se soluciona de dos formas:

  • La primera con tecnología, y puesto que no tenemos, deberíamos bien comprarla o generarla. Claro está que para ello se necesita dinero que no tenemos.
  • La segunda es realizar un ajuste en nuestro nivel de vida: disminuyendo los salarios (actualmente los funcionarios han sido los primeros en experimentar esta medida) y reducir algunas prestaciones sociales (con lo que eso acarrea para la sociedad).

Finalmente, listo otras medidas que creo que se deben aplicar para un desarrollo más sostenible de la economía del país y de la Unión Europea:

– Regulación financiera.

– Política fiscal común en EU.

– Fomento de la confianza en la inversión de proyectos con valor.

– Apoyo a la agricultura sostenible.

– Cambio de sistema económico/financiero a alguna alternativa con base más sostenible, que no busque el crecimiento perpetuo.

 

¿Quiénes son los mayores culpables de la crisis?

Los culpables reales de la crisis son los bancos, no los ciudadanos. Quien hinchó el precio de la vivienda, con dinero fácil y barato, generando la burbuja inmobiliaria fue la banca concediendo hipotecas por el 100% del valor de la vivienda, reduciendo al máximo los tipos de interés, o prolongando el periodo de amortización en años y años con el objetivo de generar cuotas a medida.

182px-30hudsonEsta imprudencia y riesgo no fue responsabilidad más que de los propios bancos, y el único delito de los ciudadanos fue el de caer en la trampa, muchas veces simplemente por mero desconocimiento de lo que estaban contratando.

Sin embargo, esos altos directivos de la banca han desaparecido sin tener ningún tipo de responsabilidad y encima cobrando indemnizaciones millonarias como premio a su incompetencia.

¿Donde está por tanto esa responsabilidad que se premiaba en sus nóminas?

En contraposición, muchas familias se han visto desahuciadas y otras muchas han visto desaparecer sus ahorros en forma de participaciones preferentes, fondos de inversión, planes de pensiones, etc.

Pero el Gobierno también tuvo parte de culpa, puesto que cegado por el incremento del empleo no quiso, o no supo, frenar la burbuja y controlar el excesivo endeudamiento del sector privado; y su elevado déficit.

 

Lo que aún está por llegar

El final de la crisis está muy lejos y nos esperan unos años duros, pero cada vez está más claro que se avecina un cambio. Aceptar la cosas como nos las imponen nunca será una solución: debemos buscar la verdad y tratar de crear un mundo más justo. Como decía el recién fallecido Jose Luis Sampedro:

(…) se debe a una de las fuerzas más importantes que motivan al hombre, que es el Miedo. El gobernar a base de miedo es “eficacísimo”: si usted amenaza a la gente con que los va a degollar y luego no los degüella, pero los explota, los engancha a un carro, les azota y tal, dicen “bueno por lo menos…”. Y se dice eso que es tan grave: “Virgencita que me quede como estoy”. El miedo hace que no se reaccione, el miedo hace que no se siga adelante. El miedo, mire usted, es mucho más fuerte, desgraciadamente, que el altruismo, que el amor, que la bondad.

Like this Article? Share it!

About The Author

Estudiante de Ingeniería de la Organización industrial en la Universidad del País Vasco, Junior Empresario, triatleta, amante del opensource ...culo-inquieto en general.

9 Responses to Las verdades sobre la crisis, salvo alguna cosa

  1. Gillen says:

    La opinión de uno: existe esa verdadera desregulación financiera? Parece increible, pero NO. El sistema bancario actual es la mayor farsa que uno pueda echarle en cara al sistema empresarial: un sector controlado en su esencia por un ente politico (la FED-BCE y otros bancos centrales) que manejan a su antojo (o en base a los intereses de los lobbys politico-economicos) el dinero.

    Dinero, el MONOPOLIO DEL ESTADO (vean sino el revuelo regulacionista de la FED con el Bitcoin). Sumemosle a esto un sistema completamente inflacionario, basado en la emision de papel moneda sin apenas ningun respaldo (desde la abolicion del ultimo giño al patron oro, Bretton Woods) y en un sistema de estafa total de reserva fraccionaria.

    El problema son los bancos y los malvados especuladores? Si y no. SI porque ellos son los que la cagaron intentado aprovecharse de un sistema podrido. SI por ser una progenie de aprovechados parasitos a la sombra del monopolistico y estatalmente controlado sistema del dinero del monopoly (o dolar). Pero tambien NO: el origen de este sistema lo tenemos en las queridas ganas del estado de hipercontrolar nuestra vida, en este caso, con el mercado. Porque es el estado aquel que aun sostiene, alienta y controla este sistema económico basado en el dinero sin respaldo (burbujil por definicion) y en la gran ESTAFA del sistema de reservca fraccionaria.

    Y ahora estos parasitos pretenden que los contribuyentes paguemos la crisis. Paguemos los costosos rescates para mantener en pie esta ESTAFA DE SISTEMA. Para que ellos puedan sacar del mercado toneladas de ladrillo para evitar calcular las perdidas y que nos demos cuenta de la verdad: que el sistema bancario de todo el mundo está HUNDIDO, ARRUINADO, QUEBRADO. Y todo fruto de una cosa: esta estafa de sistema monetario basado en la inflacion sin respaldo y una estafa de sistema de reserva fraccionada.

    Los culpables son los mismos: LOS POLITICOS, y su esfera de amigotes parasitos aprovechados del trato especial que les proporciona: los banqueros.

    Los Hedge Funds no son un problema, siempre y cuando estos estan al mismo nivel (que por cierto, el sistema bancario no lo está) de los preceptos basicos del derecho. Pero asi estamos, creamos pequeños privilegios para amigos de sectores “sistemicos” y luego todo peta

    OPINION 2

    Realmente ha supuesto la privatizacion de empresas “estrategicas” una perdida de riqueza? SI y NO.
    SI si tenemos en cuenta que esta famosa “privatizacion” no es mas que el eufemismo peperro de regalar empresas a sus amigotes caciquiles. NO porque han permitido una progresiva liberalizacion del mercado, entrada de competidores y desarrollo de riqueza (multiplicador de la riqueza que es la libertad economica). O acaso todos pensamos que si mantuviesemos en propiedad del Estado la TELEFONICA, ENDESA o algo todo seria mejor? Permitanme dudarlo.

    SI la privatizacion se hace como debe ser: privatizar y liberalizar con 100% transparencia (no esto), la ventaja es evidente. Solo que en España existe esa fea tendencia de alterare el significado de las palabras

    • yayitazale says:

      Entiendo tu postura y estoy de acuerdo con algunas cosas pero no con todas:

      Estoy de acuerdo con la descripción que haces del panorama bancario/político. Como dijo Norberto Bobbio, en su obra “Marx, el Estado y los clásicos”:

      Para Marx, el Estado no es el reino de la razón, sino de la fuerza; no es el reino del bien común, sino del interés parcial; no tiene como fin el bienestar de todos, sino de los que detentan el poder; no es la salida del estado de naturaleza, sino su continuación bajo otra forma. Antes al contrario, la salida del estado de naturaleza coincidirá con el fin del Estado. De aquí la tendencia a considerar todo Estado una dictadura y a calificar como relevante sólo el problema de quién gobierna (burguesía o proletariado) y no el cómo.

      Para Marx el Estado es un aparato que concentra la violencia. Para Marx el Estado es un mal no necesario. De ahí la posibilidad de vivir felizmente sin Estado. El Estado cumple funciones que se derivan de una condición social superable: la sociedad de clases. Si la función del Estado es perpetuar el poder de la clase dominante mediante la represión de las clases subordinadas, en el momento en que se extinga tal antagonismo morirán también las razones que dan nacimiento al Estado.

      Sin embargo esto hace necesario que la clase obrera imponga su dominio sobre la burguesía, y esto en mi opinión plantea un problema añadido, del que pongo como ejemplo el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Como decía Jose Luís Sampedro (en paz descanse), cuando la clase obrera domina a las clases superiores, estos acaban siendo la clase baja y la historia se repite.

      A la dictadura burguesa sucederá la dictadura proletaria. En tanto formas de Estado, dictaduras.

      La política como la conocemos es impotente ante la realidad económica, por lo que mientras la economía mantenga una desigualdad social la política solo servirá como método represivo.

      Por lo tanto, es necesario reinventar el estado y el sistema económico para crear una sociedad más justa. Y esto vuelve a acarrear otro problema. La sociedad es como el dopaje: siempre estará por delante de las instituciones, ya que estas tratar de regular la sociedad a medida que esta se desarrolla. Es por ello por lo que primero debemos crear una sociedad más justa para que las instituciones sean más justas. ¿Cómo se hace esto? En las acciones del día a día, en el funcionamiento de las empresas, etc.

      En mi opinión, la única forma de que nuestra sociedad sea más justa es volver a poner las reglas del juego sobre la mesa. No es el estado como institución la causante de la ruina como país, ni tampoco los bancos como entidades. Detrás de estas marcas y organizaciones hay personas con nombre y apellido. Hay que hacer efectivas las responsabilidades de estas personas para que la sociedad madure y entienda que cada uno es responsable de sus propios actos.

      Agradezco tu comentario y te invito a que participes en mis próximos post, de los que hablaré sobre temas relacionados como el desempleo, el derroche público o la ilusión monetaria.

      • Gillen says:

        Encantado de colaborar. Aunque disente firmemente con la necesidad de reinventar el estado y la sociedad: dejemosla que ella florezca, y dejemos que la economia florezca en libertad.

        No obstante, el problema es el de siempre: ¿COMO? (como evitar que auqellos que se han crecido a la sombra del privilegio del estado juegen con ventaja?)

  2. Gillen says:

    Aqui os dejo unos enlaces interesantes

    SUBPRIMES españolas: http://www.juandemariana.org/articulo/3103/aparecen/subprime/espanolas/

    Aqui os dejo una bonita conferencia del Juan de Mariana (think thank de la escuela austriaca), muy recomendable, de la burbuja banca-estatal: http://www.juandemariana.org/video/5890/francisco/capella/escabrosa/historia/amor/

    Y de paso os dejo unos articulos de Juan Ramon Rallo, economista, sobre como se nos ha gestado esto: uno sobre la expasion artifical de credito (http://juanramonrallo.com/2012/08/en-que-consiste-la-expansion-artificial-del-credito/), la supuesta libertad del sis financiero (http://juanramonrallo.com/2010/05/el-sistema-financiero-no-es-libre/)

    Y sin duda, una recomendacion de un documental facil y comprensible que nos desvela la estafa: “Money as debt”.

  3. Pingback: Las verdades sobre la crisis, salvo alguna cosa

  4. @karlupas says:

    Muy bueno. He meneado el artículo, lamentablemente dar créditos al autor creo que se considera microbloging.

    Un saludo

  5. Pingback: Autopista hacia el derroche - Muera la Inteligencia

  6. Pingback: Autopista hacia el derroche - Muera la Inteligencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *