Justicia e igualdad

Published On 12/03/2013 | By Laura López Gutiérrez | Opinión

Como los expertos indican, si precisamente por algo se caracteriza nuestra sociedad es por la comunicación, nunca antes había resultado tan sencillo y simultáneo tener contacto con personas en la otra parte del mundo, como tampoco era posible tener un acceso tan amplio al conocimiento humano.

Sin embargo, y a pesar de resultar paradójico, no es una situación que siempre favorezca el entendimiento humano, sino que en ocasiones pone de manifiesto el carácter puramente convencional de aspectos de la vida que podemos llegar a considerar como indiscutibles en nuestro fuero interno. Y es en este contexto, en el que esta imagen cobra tanta relevancia.

Diariamente se oyen las palabras justicia e igualdad, pero, ¿en qué consisten exactamente? Podemos acudir a la definición de la RAE, cuya primera acepción de justicia es “una de las cuatro virtudes cardinales que inclina a dar a cada uno lo que le corresponde o pertenece”,  reservando para su cuarta acepción “aquello que debe hacerse según derecho y lugar”.

Respecto a igualdad, su primera acepción es “conformidad de algo con otra cosa en naturaleza, forma, calidad o cantidad”, y haciendo referencia a la justicia ante la ley como “principio que reconoce a todos los ciudadanos la capacidad para los mismos derechos ”.

Sin embargo, estas definiciones no parecen ser suficientemente categóricas, pues se tratan de conceptos intrínsecamente relacionados con la sociedad. Así, lo que en un lugar puede ser completamente justo, como vender a tu hija por una lavadora, en el nuestro puede parecer una broma de mal gusto. Pero incluso dentro de una misma sociedad existe disparidad de ideas. ¿Cómo solucionar entonces el problema de la definición? ¿Debemos aceptar la relatividad de los términos?, o ¿aceptamos la relatividad limitada estableciendo sus límites en la dignidad humana, o en los Derechos Humanos, e imponemos una acepción de los conceptos sobre las otras?

justicia e igualda2

Para mí, la justicia reside en ser conscientes de la desigualdad inherente a todos los tipos de personas que hay, y en no olvidar la existencia de una colectividad que, si es cuidada, cuidará de todos los individuos. En definitiva, no puedo estar más de acuerdo con la imagen que he añadido.

Que se abra el debate.

Like this Article? Share it!

About The Author

Licenciada en Derecho por la UV, estudiante de Grado en Criminología por la UOC, estudiante del Máster de Sistema de Justicia Penal interuniversitario, por la UJI, UDL, UA y URV. Soñadora, bailarina, incorformista, protestona y con un definido, y defendido, concepto de Justicia.

One Response to Justicia e igualdad

  1. Pingback: Tres claves para sobrevivir a la rivalidad entre hermanos (by Impliquo) | Sarrià Petits

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *